lunes, 14 de marzo de 2016

CASTAGNOLE (Buñuelos italianos)

¡Buenos días!  Ahora sólo subo recetas una vez por semana, cada día que pasa tengo menos tiempo y más  ganas de pasarme un rato con vosotros.
Ahora trabajo todos los días, y claro mi día libre lo aprovecho a tope para estar con la familia.
Y por las mañanas sigo en mi gimnasio, como dice mi marido ," el tiempo es lo único en esta vida que es gratis" y yo, lo aprovecho todo lo que puedo pero...será gratis pero yo necesito un par de horas más al día.
Se me pasan las semanas y me doy cuenta que acabo el mes por qué me han pagado...jajaja.
Bueno, hace semanas que quería compartir está receta con vosotros , me invitaron a tomar café  tenían un platito en medio de la mesa, de castagnole (buñuelos italianos ), nunca los había  probado y casi no me da tiempo a probarlos...por que en cuanto llegaron  los niños volaron de la mesa, le tuve que decir a mi hija dame un trozo que llevas tres y yo aún no los probé...
Ja ja ja ja
Que bueno me contesta ella ¡¡Están muy ricos!!! pero mamá... no los deberías  de comer ésto va fatal para tu dieta...¡¡Qué morro!!! por dios.
Al final me dieron un mínimo trozo, de sabor tipo nuestras rosquillas, pero redondas parecían pelotitas saltarinas, María me dió la receta me dijo que con estas cantidades salía  el plato que habia en la mesa, y para quedar bien con los amigos cuando  los invitas a café están  geniales, porque no dan trabajo y además estan  Riquísimos!!!

Ingredientes : 

30 gr de azúcar
Ralladura de  un limón
150 gr de harina
15 ml de anís  dulce
1 huevo
1 sobre de levadura tipo  royal
35 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 pizca de sal
Aceite de oliva para freír
Azúcar normal y azúcar glasé para rebozar

Preparación : 

En un bol ponemos,  el azúcar con la mantequilla troceada, el anís, la ralladura de medio limón previamente lavado  y el huevo. Batir con unas varillas hasta tener una mezcla sin grumos. Incorporar la harina con la levadura y la pizca de sal, trabajar todo muy bien hasta obtener un masa homogénea, maleable  y suave, no pegajosa ni seca.
Tomar porciones de más o menos el mismo tamaño y hacer bolitas con las manos, (no muy grandes las bolitas pues crecerán, las manos nos las podemos engrasar ligeramente con aceite  si  se prgara la masa ).
Colocar los castagnole formados en una bandeja . Calentar  abundante aceite de oliva  y freír hasta que estén bien dorados.
Colocar los castagnole fritos sobre papel  de cocina y después rebozar con la mezcla de azúcar glasé y azúcar normal.

NOTA:
Mientras se fríen los castagnole hacemos la mezcla de azúcar.
Ponemos a partes iguales los azúcares y los mezclamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario